miércoles, 6 de mayo de 2015

PREMIO DE POESÍA S.BENITO MENNI 2015

El CRR de Badajoz es fuente de ingenio, tolerancia, hospitalidad,... todas características que emanan de lo que el fundador de H.Hospitalarias promulgó. Además, este año uno de sus integrantes ha obtenido el reconomiento con el PREMIO A POESÍA del concurso desarrollado por LRHP.

Aquí os  dejamos en trabajo ganador, recordad que podéis dejar vuestros comentarios. Seguro que el AUTOR estará encantado de leer vuestras opiniones.



Cae lánguida la luna sobre el lejano y tímido horizonte,
se forma un barrizal de tierra que da forma a tu santo nombre.
Italia es tu patria; la hospitalidad es tu senda,
tus raíces hacen un big ban sobre el círculo de la madre tierra.
Yo te halago y me humillo ante tu consigna dialéctica.
Canonizado, respetada tu obra: alegría despiden de tí,
los rayos multicolores de la esencia divina.
Eres un hijo de Dios desde la última hasta la primera letra.
Yacen en tí la miseria y el desconsuelo de la mala hierba.
En mi querida España yacen tus restos, que un día estaban llenos
de una rebosante vitalidad en el erial de tu a veces, incomprendida vida.
Tu preocupación por el prójimo fue magnánima, y diste todo lo posible
para curar o apaliar esas graves enfermedades que tanto asustan.
Sólo fuiste hombre, sujeto a pasiones descontroladas, que hacían de tu vida,
un mundo mejor, aunque sólo abarcaste un poco.
Vuelve la noche y yo me pongo a llorar cada vez que veo tu imagen inmaculada,
incorruptible: tanto que sólo la vigilia y el rezo pueden comparársele.
La fe católica celebra tu aniversario con fervor; y en especial Las Hermanas Hospitalarias
del Sagrado Corazón de Jesús que tú fundaste con tu inteligencia innata.
Viajero incansable, recorriste los círculos del abismo, que tanto y tanto te preocupaban.
El amor, tu regla aúrea, despliega el orgullo de tu infinita bondad,
y de tu atardecer aúreo en la cima de la montaña.
Tú vales, y mucho: eras un gigante en el amor al prójimo,
ese prójimo que te verificaba y nunca se ausentaba de tí ni de tu hermosa figura.
Amigos tuviste muchos, enemigos muy pocos – bueno, creo que ninguno - ,
discípulo de San Juan de Dios, poeta y soñador,
te hicieron recapacitar y escribir sobre los murales de tu corazón, bellas palabras
que llegaron al alma de un pueblo sumiso y extraviado.
Gracias por tu generosidad, amabilidad, paciencia, bondad, autodominio,
y por tantas y tantas cualidades que poseías.
Adiós, Benito, nos veremos en la vieja y fría tumba donde ningún viajero tiene escape,
en espera de una resurrección gloriosa y bienaventurada.

JULIÁN F.O.C. ( CRR Badajoz)


A la figura y dedicatoria de San Benito Benni.

2 comentarios: